sábado, 23 de septiembre de 2017

Busco un partido nacional al que votar

Ya se demostró en la manifestación contra el terrorismo celebrada en Barcelona que la catalana es una sociedad profundamente enferma.

Aprovechar cualquier acto público para lanzar soflamas independentistas es una indecencia, pero el Estado es el principal culpable de esta situación por haberse tapado los ojos y los oídos desde el inicio de la etapa democrática ante un problema estructural como el de los nacionalismos excluyentes.

Todo comenzó con el café para todos constitucional, con la recuperación del cupo vasco y el fuero navarro que crea desigualdades entre españoles.

Todo continuó con los estatutos autonómicos que permiten que España se convierta en un maremágnum de 17 mini estados que no hacen otra cosa que encarecer la administración, construir burocracias paralelas, crear máquinas de poder político, cientos de miles de funcionarios y empleos públicos injustificables y duplicar las competencias en una mastodóntica administración que no funciona. Este es el mejor de los escenarios.

 El peor es el que se está viviendo en Cataluña y se ha vivido largo tiempo en el territorio vasco con la presencia de la ETA y sus tentáculos.

Al intentar ahondar en factores diferenciadores que desliguen el destino de sus regiones al del resto de los españoles, los nacionalismos han roído el calcañar del Estado y se han aprovechado de ciertas "libertades" para hacer de su capa un sayo.

Cientos de miles de vascos tuvieron que salir de Euskadi para que la ETA no les matase. El Estado jamás ha resarcido a esos ciudadanos que dejaron sus casas y pueblos. Miró para otro lado.

 Ahora miles de catalanes que se sienten españoles o tragan con el independentismo o se arriesgan a ser agredidos, zarandeados, acosados o directamente expulsados de la vida civil. El Estado jamás ha dado la cara por ellos ni ha defendido sus derechos.

Ya es imposible escolarizar a los críos en español en múltiples territorios de la propia España. El Estado jamás ha garantizado la escolarización en castellano y ha ignorado a los padres y profesores que denunciaban estos atropellos.

Es multado aquel que no rotula su negocio en la lengua del terruño. El Gobierno central jamás ha alzado la voz ante este abuso típico de la Alemania nazi.

 Es expulsado de las oposiciones aquel doctor que no sabe catalán, mallorquín o vasco al ser requisito indispensable el idioma local. Nunca se ha impugnado ninguna oposición por contener en sus bases esta barbaridad.

Es debidamente exiliado aquel artista que no comulga con ruedas de molino y clásicos como Valle Inclán, que jamás escribieron en gallego, son condenados al ostracismo aunque su talento supere por mucho a otros autores estudiados en los colegios por el simple mérito de ser buenos nacionalistas. El Estado ha subvencionado debidamente a aquellos artistas que se ciscan en los españoles y en España.

Todo esto se ha permitido en una democracia como la española que en vez de afrontar el problema de identidad de la nación se ha dedicado a comprar los votos de partidos nacionalistas a cambio de aprobar leyes, presupuestos y demás pingajos.

Partidos fundados por racistas como Sabino Arana (PNV), abiertamente anti españoles como ERC (protagonistas del golpe de Estado de 1934 en Cataluña) o Bildu (brazo político de ETA) se sientan tranquilamente en el Congreso de los Diputados, sede de la soberanía nacional, a insultarnos a todos los españoles mientras cobran de nuestros impuestos.

¿Alguien se imagina permitiendo esto en su propia casa?

Pero ahora ya es tarde... si el dinero no da la felicidad, tampoco la independencia.
Tras décadas de chantaje sistemático al Estado central, tras expolios escandalosos como el de la familia Pujol debidamente consentidos y tapados por parte de los sucesivos gobiernos centrales, el dinero ya no es suficiente.

Algunos ministros del gobierno del pusilánime Rajoy han declarado esta semana que están dispuestos a pactar con Cataluña una salida dialogada al pulso separatista que sufrimos desde hace demasiado tiempo. Todo ello mientras los independentistas quemaban Barcelona y destrozaban coches de la Guardia Civil e incluso les robaban las armas a los agentes.

¿Dialogar el qué? ¿Alguien dialoga con un asesino para que le apuñale en el cuello en vez de en el bazo? ¿Alguien con el ladrón pacta donarle una parte del dinero que le ha sustraído del bolso?

El delito de sedición o traición es recogido en el Código Penal igual que el resto. Y el Estado no puede negociar con delincuentes.

Los nacionalistas no se van a parar por muchas concesiones que se les ponga encima de la mesa. No se puede premiar a los traidores a España. No olvidemos que el objetivo último no es la independencia de Cataluña, sino la constitución de los Países Catalanes (Comunidad Valenciana y Baleares van en el lote).

Tras Cataluña, vendrán nuevos escenarios peligrosísimos en otras partes de la Península Ibérica que se preguntarán ¿Qué hay de lo mío? Yo también voy a amenazar con marcharme si no me dais más.

El Gobierno de España no debe olvidarse jamás de que hay una Ley suprema, la Constitución, que prevé estos casos de insumisión (aplicación del artículo 155) y que también el Código Penal recoge delitos como la sedición que podrían y deberían ser aplicados ipso facto a toda esta recua de farsantes que están violentando el régimen constitucional porque les sale gratis.

Es hora de abrir el melón constitucional, pero no para lo que quieren algunos como Pedro Sánchez , una España federal asimétrica, que condenaría al resto de España a ser una colonia económica de Cataluña, sino para recuperar competencias propias del Estado que jamás se deberían haber cedido a estos enemigos de nuestra Nación.

¡Ya está bien de chantajes!

Busco un partido que defienda este decálogo:

1º Quiero ser atendido en español en la administración pública en cualquier región española.
2º Quiero que mis hijas aprendan en español si algún día debo salir de Madrid a trabajar o cambiar mi residencia.
3º Quiero que se me garantice mi derecho a la libre circulación por el Estado y que ignorar los dialectos regionales no sea óbice para trabajar en mi país.
4º Quiero que se me atienda en cualquier hospital español sin distinción de tarjeta sanitaria.
5º Quiero que abrir una empresa conlleve los mismos trámites aquí que en Extremadura.
6º Quiero pagar los mismos impuestos y recibir los mismos servicios que cualquier español sin cupos ni diferenciaciones por haber nacido en otro lugar de la geografía española.
7º Quiero que la Policía Nacional y la Guardia Civil sean los únicos cuerpos del Estado con competencias de seguridad para evitar fallas y errores como los cometidos por los Mossos en el atentado de Barcelona.
8º Quiero que la bandera española luzca en todos los Ayuntamientos democráticos.
9º Quiero que los partidos que no juren la Constitución y no defiendan la unidad de España sean inmediatamente ilegalizados.
10º Quiero ser un ciudadano español y poder expresar mi orgullo por serlo sin que me miren mal o me agredan.


Prometo votarles.





Javier Lindo Paredes


miércoles, 30 de agosto de 2017

LA FERIA DE GANADOS O DE LOS GITANOS

La dedicatoria en un artículo en el libro de la Feria y Fiesta no suele ser usual, pero Permítanme que hoy haga la excepción con mi anciano padre, Anselmo Lindo de Lara, pues de él partió la idea hace muchos años de recuperar este importante episodio histórico nuestro.

Este Real Sitio de Aranjuez desde la constitución de su primer Ayuntamiento el día 9 de septiembre de 1836, comenzó a tener entre sus fechas señaladas las Fiestas y Ferias, ya fuera en el día de su Patrón San Fernando 30 de mayo, o bien en septiembre como Feria celebrándose los días 4, 5 y 6. La Feria de Ganados, de los Gitanos o de la Cuerda se  efectuaba en este último mes.

Los ribereños la asociaron al hecho de que se festejaba el final de la recogida de la cosecha. El Mercado o Feria de Ganados fue conocida también popularmente entre los  antiguos vecinos como Feria de los Gitanos, por ser de esta etnia los tratantes que más actividad desarrollaban en la compra y venta de animales. Y Feria de la Cuerda, porque los tratantes ataban allí a los animales que llevaban para la venta.

Las primeras noticias que tenemos de esta Feria de Ganados en el Real Sitio de Aranjuez, se remontan a mediados del siglo XIX, cuando ya en los libros de Plenos se detalla el comercio en la modalidad de Mercado de Ganados. El día 14 de agosto de 1845, bajo la Alcaldía Domingo Antero López se trataba en el Pleno Municipal que, próximo a celebrarse la tradicional Feria, debía facilitarse por el Ayuntamiento pastos para los ganados que viniesen para las ventas en el Real Sitio. Para tal gestión, se comisionó al Concejal José Indalecio García.

Pasan treinta y dos años después, cuando en el Pleno del día 5 de abril de 1877, siendo Alcalde de Aranjuez Juan Richer Turión, buen número de vecinos dirige un escrito al Ayuntamiento, solicitando el establecimiento de un mercado todos los domingos en esta población para la transacción de toda clase de ganados. Se acuerda formar el expediente y posteriormente enviarlo para su aprobación al Gobernador Civil de la Provincia.

Ese mismo día se abordaba en el Pleno Municipal la reordenación de las diferentes modalidades de venta en la población, entre ellas la de establecer el Mercado de Ganados el domingo, lo que se aprobó oficialmente tras formarse el oportuno expediente.

Las inéditas Memorias de Ángel Sánchez-Guzmán, que se inician a finales del
siglo XIX, dejan una interesante descripción del Aranjuez de finales de ese siglo y mediados del XX, aludiendo entre otras cosas a las Fiestas y Ferias de esta población. Muchos de los detalles que refiere están incluso descriptos en documentos, plenos y expedientes oficiales. Al respecto de las fiestas y ferias, Sánchez-Guzmán escribe: «Por Ferias, nunca faltaba la “cucaña” con su elevado poste, o palo bien ensebado para que escurriéndose los “cucañeros” les fuera difícil en la subida alcanzar la “meta” a por la gallina o sarta de chorizos que colgaban de la cuerda.

Los demás festejos no diferían del presente, pero la animación era muy superior, pues los puestos, donde abundaban los juguetes a “Real y medio la pieza”, comenzaban en los Arcos del Patrimonio, y sin interrupción llegaban hasta los de Palacio, y los gitanos chalanes y comerciantes con la tradicional Feria de Ganados. Por las calles deambulaban numerosos vendedores que no se han vuelto a ver, generalmente a los “charros” salmantinos con caballerías cargadas de embutidos y jamones; los alcarreños, con sus ollas de miel; los murcianos, con las sabrosas frutas de sus huertos; gaditanos con camarones y “bocas de la Isla”; ciegos y videntes, con coplas y relatos sangrientos; sacamuelas ambulantes; italianos con santos de escayola».

Entre las familias gitanas tratantes de ganados estaban los Montoya, los Heredia y Jiménez así como de otras poblaciones que tenían una importante presencia año tras año en esta Feria de Ganados. Al respecto de la relevancia adquirida por la familia de los Montoya, cuenta Sánchez-Guzmán, lo siguiente. «La familia de los Montoya, gitanos chalanes de una respetabilidad no común en estos, ricos y sin abandonar su empaque de su raza faraónica, cuando casó Montoya con la señora Anita, nada menos que el Duque de Sexto, favorito de Alfonso XII, les sirvió de padrino». Matrimonio que tuvo cuatro hijos.

Sobre la Feria de los Gitanos, Antonio Jimenez, yerno de Pepe Montoya y Pilar Heredia, vecino y empresario de Aranjuez, recuerda aquellas ferias que vivió.

«Los gitanos eran los que movían la feria, vendían principalmente a los labradores. Nosotros éramos de Torrijos (Toledo), traíamos cuarenta o cincuenta mulas y las vendíamos todas. Venían gitanos de toda España, que nos veíamos en todas las ferias. Esta feria de Aranjuez era la última de todas a lo largo del año, era muy importante, porque servía para realizar la pedida de alguna muchacha entre familias, si es que había pedida, en cualquier caso montábamos una fiesta enorme entre todos pasándolo muy bien. Era muy importante Aranjuez».

La Feria de Ganados se celebró en este Real Sitio y Villa hasta que la Guerra Civil interrumpió toda actividad. Se retomó dentro de las actividades feriales a comienzos de la década de los años cuarenta del siglo pasado, siendo los tres días feriados oficiales 4, 5 y 6 de septiembre. El día 4 de septiembre de 1943, comenzaban los festejos con la Diana que llevaba a cabo por las calles la Banda Municipal de Música, salvas de cohetes que anunciaban el inicio de los días de fiesta, y la presencia del Alcalde Vicente Lloret Pérez, acompañado de Concejales y vecinos, en la Plaza de la Paz, «este día quedará inaugurada, en el sitio de costumbre, la Feria de Ganados». Aquel año 1943 la tradicional corrida de toros contó con los espadas: Domingo Ortega, Pepe Luis Vázquez y Morenito de Talavera.

Al respecto del sitio de costumbre y otros pormenores, el anciano vecino anselmo Lindo, refiere importantes pormenores de esta Feria.

«En los años cuarenta, el recinto de la Feria de Ganados se situaba en la Plaza de
la Paz (por la calle Valera). Esta estaba entre las calles de Abastos, Gobernador, Valera y la de Príncipe de la Paz, donde hoy se encuentra el bloque de casas de Patrimonio Nacional. La calle de la Paz que iba desde San Antonio, pasaba por lo que era la serrería, y finalizaba en la calle de Abastos, porque de frente estaba cerrada la calle por la tapia del molino de aceite de Banegas. La plaza de la Paz estaba rodeada de grandes plátanos, que cuando se caían se lo llevaban los trinquivales del Patrimonio. Frente a la fachada del desaparecido Picadero Militar de Pavía, se instalaban casetas para tomar unos chatos, que era donde cerraban el trato. Allí había una cacera por donde corría el agua, que era donde los gitanos lavaban los platos, cacharros y bebían los animales. Estuvo poco tiempo, cambiándose a la calle Herrerías, hacia la parte posterior de la fábrica de Experiencias. Y finalmente, la Feria de los Gitanos se trasladó a la calle de Chillones, que es la Carretera de Madrid. Comenzaba la feria a continuación de Casa de Serafín Moreno, “La Alegría de la Huerta”, ahí se celebraban los bailes de fiesta, donde tocaba la orquesta de Simón.

Desde Serafín y la Casa de Amos, hasta el Merendero o Gango de Infantes por la larga del río, se formaba la Feria de los Gitanos, que también se la conocía por Feria de la Cuerda, pero mayormente era de los Gitanos, porque allí hacían los tratos, vendían burros, mulas, gorrinos, corderos, pollos y gallinas, de todo. Pero los gitanos por lo general vendían mulas y burros. Aquí especialmente estaban los Montoya y los Heredia, que tenían muchos animales y participaban bastante en las ferias.

Venían gitanos hasta de Talavera de la Reina, de toda España. Aranjuez ha tenido una Feria de Gitanos altísima. He visto muchos tratos. Se colocaba el burro o la mula delante y allí todos los gitanos y el payo. Le abrían la boca al borrico, le miraban los dientes, las patas, uno ofrecía, otro le pedía, y al final llegaban o no al acuerdo. Esta feria duró hasta poco después de llegar a la Alcaldía Manuel García Moreno».

No podía faltar por el Alcalde Vicente Lloret en el Pregón de fiestas del año 1945, además de la oferta de actividades, la clara alusión a la Feria de Ganados. «No hay que olvidar, que estas fiestas tienen como base la tradicional Feria de Ganados, que da ocasión a la instalación de la llamada “Feria de los Gitanos” con sus puestos de churros y licores, sandías y melones, ferial lleno de animación y colorido en donde la alegría y el tipismo asoman por todas partes, entre el festejar de las transacciones del día, con sus canciones de estilo flamenco, que atrae una multitud que disfruta con la sana alegría que llena aquel ambiente».

Con el inicio, el día 4 septiembre, después de la Alegre Diana de la Banda de Clarines y Tambores de los Regimientos de Caballería de Pavía, el disparo de cohetes, a las ocho de la mañana se inauguraba por el Alcalde «la tradicional Feria de Ganados con su típica “Feria de los Gitanos” llena de animación y colorido». Y como oferta cultural, ya entonces escribía tres páginas de historia el que fue primer Cronista Oficial de Aranjuez D. Miguel Puerta Pérez.

La Feria de los Gitanos era reflejada en las poesías de vecinos que escribían en el libro de las Fiestas y Ferias ribereñas. Luis Martínez, en su poesía “Día de Feria en Aranjuez”, recoge este hecho en la citada población. «Conciertos, carreras, bailes, pitos, churros y atracciones donde todos enronquecen, con sus gritos y canciones/. Van viniendo los gitanos, se van viendo caras nuevas/; es la señal de que ya, pronto va a llegar la feria/. ¿Madre, hoy estreno el traje?/ Dice el mocito a su vieja/; no lo estrenes, hijo mío, hasta que llegue la feria/. Y ese día sale el mozo que no hay calle para él/; y ese día es el más grande, ¡Es la feria de Aranjuez!».

En la feria de 1951, siendo Alcalde de Aranjuez en su segundo año Carlos Richer López, se cambiaba la ubicación de esta reunión ganadera de la calle Herrerías a la calle Chillones, conocida como Carrera de Madrid. Corría el año 1954 cuando el Pregón volvía a contener líneas alusivas a esta Feria de Ganados, de la que se decía que se soñaba «todo el año con asistir a este típico rincón ribereño, pese a que la causa de esta feria casi ha desaparecido, nos referimos a la Feria de Ganados.

«Pocas, muy pocas transacciones se hacen en ella, dándose el caso de que acuden mayor número de gitanos que animales traen y es malo el negocio. ¡Pero qué típica es! ¡Qué ambiente más acogedor se respira en ella!».

Aun así, la Feria de Ganados siguió durante la Alcaldía Presidida de Manuel García Moreno hasta 1962. Al año siguiente se inauguraba la Feria Agrícola que se instaló en la plaza de San Antonio o Mariblanca. Se daba paso a maquinaria, tractores y arados para las tareas del campo.

La Feria de Ganados tenía cierta relevancia económica por la congregación de agricultores de Aranjuez y la Comarca, comerciantes y vecinos en sus diferentes tratos, al ser la agricultura el oficio en el que en aquellos tiempos se utilizaban más los animales en la labranza y tareas del campo. La Feria de Ganados, era un enclave importante donde poder adquirir o cambiar un animal por otro. Allí se movían muchos reales y pesetas mediante el trato de chocarse la mano vendedor y comprador compartiendo un chato de vino. Era cuando el trato entre hombres valía. No había cheques o transacciones bancarias, el dinero era pagado en el acto.





José Luis Lindo Martínez

Cronista Oficial de Aranjuez

El Rincón del Cronista

martes, 22 de agosto de 2017

CRÓNICA DESDE MI CAMA


Me pide Alejandro, fundador de La Voz de Aranjuez, que haga hoy yo la crónica de este Pleno nocturno que ha dejado con un pie fuera de la Alcaldía a Cristina Moreno y entre bostezos cumplo con mi palabra.

Hoy ha sido un día duro para mí, ya que algunos no han dudado en llegar al ataque y al descrédito personal hacia mi persona como pataleta ante lo que se les venía encima tras andarse con el bolo colgando durante dos años de legislatura. Lo que siempre se ha llamado maniobra de distracción.

Si ha sido duro para mí, imagino que para un compañero de Pleno que está en las antípodas de mi ideología ha tenido que ser aún peor. Para ser justo, además de para Alfonso Sánchez (de él estoy hablando) también ha tenido que ser un camino tortuoso para sus compañeros de formación Pamela Casarrubios y Luis Velasco. Ellos son la verdadera izquierda de Aranjuez y a ellos va dedicada esta crónica.

Pueden decir alto y claro que a diferencia de otros, no se han vendido en ningún momento por un plato de lentejas aunque ofertas de entrar al Gobierno Socialista hayan tenido de sobra.

Sin embargo, esta noche no han comulgado con ruedas de molino ni con la fábula de Pedro y el Lobo que tan bien estaba pintando Cristina Moreno en el Salón de Plenos ante su entregado público.

Un Salón de Plenos que se ha convertido esta noche en un Circo Romano donde en vez de cristianos los sacrificados éramos nosotros. Puro divertimento.

Pocos “misios” (peticiones de absolución) se escuchaban entre los espectadores y muchos “iugula” (degüéllalos) volaban de aquí para allá cada vez que tomaba la palabra algún “fascista”.

Le aconsejaré a Alfonso Sánchez que no se irrite con este calificativo. Al fin y al cabo, no has hecho nada por tu país, o por tu pueblo en este caso, si no te han llamado facha alguna vez.

Hoy a mí me han llamado de todo menos bonito, o eso he leído desde mi trabajo entre ronquido y ronquido, pues algunos se han empeñado en que me he marcado un Camilo José Cela, cuya anécdota es de todos conocida:
-Sr. Cela, está usted dormido.
A lo que el aludido respondió rápidamente:
-No, señor, no estoy dormido; sólo estoy durmiendo.
- ¿Acaso no es lo mismo?
- ¡Claro que no es lo mismo!, porque no es igual estar dormido que estar durmiendo, como tampoco es lo mismo estar jodido que estar jodiendo.

En fin, ahora los que están jodidos son los socialistas y yo que me alegro, pues si no estuvieran jodidos ellos, estaríamos jodidos los demás, es decir, todos los ciudadanos que hubiésemos pagado por enésima vez la mala praxis sociata con una subida escandalosa de los tributos.

Tiene narices la cosa, pero después de decenas de propuestas a Pleno, de haber puesto autobuses al Hospital y al Mirador, de haber modernizado la informática del Ayuntamiento y de haber intentado ser un buen concejal, pasaré al ideario popular como el que se durmió en un Pleno. Y lo peor es que ni siquiera lo hice.

Como el que no se consuela es porque no quiere, prefiero ser recordado por esta anécdota a ser recordado como el que subió los impuestos a mis vecinos y el que los trajo de nuevo la tasa de la basura.

En eso también debe estar orgulloso el señor Sánchez y parte de su grupo. Aunque le hayan tachado de héroe de la derecha, aunque en el Pleno sus sectarios camaradas de ideología le hayan dicho que no tiene ni idea de nada y otras docenas de calificativos que me voy a ahorrar, hoy para muchos de sus vecinos es un héroe. Me incluyo.

No es fácil la presión que ha sufrido este señor y sus dos compañeros desde el transcurso que va de las 10 de la mañana (hora a la que me he desperezado para coger un tren rumbo Atocha) hasta las 22:30 de la noche.

Muchas llamadas han tenido que recibir estos señores tan escarmentados ya de las amenazas de Moreno y cía.

Si nos paramos a pensar… ninguno de los males del infierno que ha previsto como Nostradamus la aún Alcaldesa se han cumplido hasta el momento.

Por lo tanto, aquellos que hoy cantan victoria pensando que se irá mañana pueden llevarse un chasco de narices.

Todo ha quedado muy bonito ante su jefa madrileña Sara Hernández, pero como Santo Tomás, hasta que no lo vea no lo creo. Sería la primera promesa que cumple.

Es peligroso este órdago si analizamos su futuro político, pues esta maniobra puede cerrarle definitivamente un futuro político en el PSM.

No sería la primera vez que en política la banda sonora es de ranchera y los mariachis cantan aquello de “Porque estás, que te vas y te vas y te vaaaas…. Y no te has idooo”.

Volviendo al Pleno… si no lo he soñado, que ya lo dudo como Segismundo en la obra de Calderón, hay espectáculos que no pueden darse en un Pleno de pleno siglo XXI (válgame la redundancia).

No es de recibo que los concejales que hemos votado en contra de los planes del PSOE tengamos que salir entre insultos de personas lamentables que ven como se les escapa la mamandurria que tantos años han disfrutado y escoltados por la Policía Municipal como si fuéramos los Biris en el antiguo Villamarín.

Si esa es la democracia que tanto cacarea la izquierda, la tolerante izquierda, la pluralista izquierda, la siempre demócrata izquierda… si es ésta, entonces me autodenomino de ultra derecha, casi nazi, pues no quiero pertenecer jamás a tal rebaño.

Solo una causa puede hacer gritar a una jauría el famoso “Vivan las cadenas” con el que fue recibido Fernando VII tras el bienio liberal transcurridos 200 años de aquello: el pesebrismo más absoluto.

Me preocupa, siempre me ha preocupado y lo he denunciado sin miedo, que en un Ayuntamiento como el de Aranjuez algunos trabajadores no sean neutrales políticamente y se posicionen tan a las claras con un partido llegando al linchamiento o la querella personal cuando gobiernan sus enemigos políticos.

Me preocupa, y quizás más de uno ya lo barrunta, que la jugada de querer contratar a 20 personas antes del 2019 no fuera otra cosa que una maniobra para renovar el staff socialista y troupe de paniaguados que poco a poco se va jubilando.

Me preocupa también que un pueblo, unos vecinos, clamen para sí mismos pagar más impuestos con tal de que sigan los suyos al mando. ¡Viva la solidaridad con los que menos tienen!

Una cosa es el mantenimiento de los servicios públicos y otra diferente es dejar caer sobre las espaldas del ciudadano todo el coste de los mismos.

Me ha sorprendido que los que se hacen llamar socialistas, los mismos que hoy nos han tachado de fascistas por no plegarnos a su ordeno y mando, minimicen lo que supone para una familia, un empresario o un comerciante la subida de impuestos y tasas, por muy pequeña que ésta sea.
Me sorprende todo esto, pero estoy comenzando a dudar si todo es real o fruto de los influjos de Morfeo. Un mal sueño lo tiene cualquiera y esta noche podía haberse convertido en pesadilla presupuestaria para casi 60.000 ciudadanos si el milagroso voto de Alfonso, Pamela y Luis no lo hubieran impedido. Todo para que unos pocos, la casta socialista, siga desgobernando Aranjuez con música de charanga.

Por eso, queridos lectores de este medio, al que admiro y con el que tantas veces se me ha vinculado (ojalá tuviera tiempo para estar colaborando aquí), no es tan fiero el león como lo pintan. Si Aranjuez no tuviera remedio, si tan crítica fuese la situación como la ha pintado la a estas horas virtual ex alcaldesa de Aranjuez, las medidas que querían aprobar no serían para el 2020, sino para el 22 de agosto de 2017. Es decir, hoy mismo.

Pero ya es tarde… estoy cansado y me voy a acostar. Nunca se sueña lo suficiente y a veces es mejor estar dormido que comprobar que la democracia que pintan algunos no tiene sentido en cuanto se les contradice o gobiernan otros.

-        No es esto, no es esto –  decía Unamuno al ver en qué se había convertido la II República.

Desde luego, algunos de nosotros nos vamos desolados al catre, a regañadientes, con pena por el espectáculo tan lamentable que hemos vivido hoy, pero sin remedio alguno, ya que mañana a las 7 debemos estar de pie para ir al trabajo y ganarnos el sustento.

Al menos nos queda eso.

No sabemos lo que le quedará al PSOE tras el mal sueño de hoy y tras no medir sus bravuconadas.

Quizás no les importa tanto como parece y duermen a pierna suelta. Cosas más raras se han visto.





Javier Lindo Paredes


sábado, 19 de agosto de 2017

Guerra Santa

Lo primero que hay que aclarar en estos casos es que los culpables de un ataque terrorista son siempre y exclusivamente los que lo perpetran.

De nada sirve echarle la culpa a un gobierno, a los responsables de la seguridad o a los seguidores de una religión como en el caso que nos ocupa: el terrorismo islámico.

Aunque la izquierda en bloque no tuviese empacho en culpar a Aznar del 11M, se ha demostrado que como decía el antiguo presidente del Gobierno, el terrorismo no hay que buscarlo ni en desiertos remotos ni en montañas lejanas y puede cebarse con la población de cualquier ciudad del mundo en cualquier momento.

Ahora bien. Algunos sí que tenemos miedo. Miedo por nosotros, pero sobre todo por nuestros hijos.
Gritar como lema en las concentraciones de dolor posteriores a un ataque terrorista que no se tiene miedo es absurdo, aunque quede muy bien en los telediarios.

De hecho, el miedo es natural en el ser humano y precisamente el terrorismo, como su propio nombre indica, busca sembrar el terror y el pánico entre la ciudadanía para intentar doblegarla y amedrentarla.
Cuando pasen estos días, cuando no esté mal visto volver a hablar de política, deberíamos analizar entre todos ciertos aspectos de la sociedad española que dan pavor.

Deberíamos ser capaces de recuperarnos de este tremendo mazazo, pero no con la intención de esperar al siguiente, sino con verdadero propósito de enmienda y con la intención de buscar soluciones a esta lacra.

Habría que preguntarse si el terrorismo estaba en la hoja de ruta de ciertos políticos catalanes desde que Carod Rovira, en un pacto miserable con ETA, negoció que la banda asesina no atentase en Cataluña, pero que continuase haciéndolo en el resto de España.

Hasta el momento del atentado de Barcelona, la mayoría de políticos catalanes no han hecho otra cosa que hablarnos de lo mal que se encuentran dentro de España, pero han ocultado sistemáticamente durante largo tiempo que en Cataluña existe uno de los viveros más importantes de terrorismo islámico y que la mayoría de las mezquitas salafistas existentes en España se encuentran en suelo catalán.

Deberíamos también preguntarnos si la nefasta política de inmersión lingüística catalana es la causante de que en cifras comparativas la inmigración en Cataluña proveniente de países africanos sea mucho más elevada que en otras zonas de España sucediendo lo contrario con población hispano-hablante.

La paranoia que se vive en Cataluña es tal, que es aceptado que asociaciones e instituciones como Nous Catalans, comandada por personas muy cercanas a ERC y a la extinta CiU, no tengan el más mínimo pudor a la hora de integrar en Cataluña a todo aquel que tenga simpatía por el ideario independentista.

Por supuesto, tendríamos que apostar por aumentar la seguridad en nuestras calles, pero también por medidas que muchos sectores de la sociedad condenarían por culpa del buenismo imperante que nos tiene amodorrados en el sofá de casa cantando el Imagine o encendiendo velas para llorar a nuestros compatriotas asesinados.

El cierre de las mezquitas fundamentalistas y la expulsión de sus imanes debería ser la primera.

La expulsión de Europa de quienes muestren su apoyo al fundamentalismo islámico, endurecimiento de las penas llegando a la cadena perpetua para los yihadistas o intervenciones militares contra el Estado islámico tampoco son medidas a desechar como un cambio drástico en nuestra política sobre refugiados.

Es curioso que quienes me criticarán por estas medidas son los mismos que abogan por romper el Concordato con la Santa Sede, los mismos que piden la libertad para gentuza como Alfon o los mismos que ignoran que en países musulmanes se está persiguiendo a personas por el solo hecho de ser cristianos. A esos perseguidos no les damos nadie la bienvenida con pancartas.

Uno de los efectos del atentado de Barcelona es que a muchos ideólogos se les han caído los palos del sombrajo y su discurso se ha derrumbado como un castillo de naipes.

No solo a la izquierda y a la progresía en general, sino a los independentistas catalanes.

Esos mismos que hace unos días pedían disgregar y dividir, ahora solo nos hablan de unidad y de remar todos en la misma dirección.

Hay muchas cosas que aclarar tras este atentado, también el propio espíritu de la España de las Autonomías que ha permitido cesiones intolerables a aquellas regiones con pretensiones de nación y ha transferido competencias que solo debieran estar en manos del Estado central o ha considerado factible la creación de policías autonómicas y diplomacias paralelas de dudosa utilidad.

Pero el separatismo, al igual que el radicalismo islámico no se combate con concesiones ni con subvenciones ni ayudas que solo buscan apaciguar las aguas.

El separatismo catalán quiere acabar con España y con la igualdad entre españoles mientras que el radicalismo islámico persigue subyugar Europa y convertirla en una teocracia regida por la Sharia o ley islámica.

Esto ha sido así desde hace siglos, desde que España guerreaba contra el Gran Turco y Cervantes y los Austrias lo tenían claro entonces, pero Occidente se ha debilitado tanto en un mar de complejos que aún no nos hemos convencido de que estamos inmersos en una guerra a nivel mundial que se libra en cualquier lugar, a veces utilizando como carro de asalto una vulgar furgoneta.


Unos, nuestros enemigos, llaman a esta contienda Guerra Santa o Yihad. Nosotros, los europeos aun no la hemos bautizado, pero nos va la vida en ello comenzar a luchar.




Javier Lindo Paredes


Artículo Censurado en La Voz de Aranjuez

Por su interés y porque a nosotros nadie nos tapa la boca, volvemos a publicar el artículo que ayer nos censuró Facebook tras la denuncia de ciertos colectivos que no quieren que se opine en libertad...

Quiero dar la enhorabuena a la Voz de Aranjuez por aceptar opiniones de todos los tipos y no solo las políticamente correctas.

Muchos españoles estamos hartos de nuestra clase política y sentimos que no representa lo que sentimos en realidad.

Trabajo en un centro de menores y no quiero desvelar mi identidad, pero no os podéis imaginar el futuro negro que nos espera viendo el caldo de cultivo en el que nadamos.

Se protege al delincuente, mucho más si es extranjero, ni os cuento si además es musulmán.

En nuestro centro los musulmanes tienen derecho a su tiempo de rezo, a su dieta especial libre de alimentos no "halal" (impuros), a sus abluciones diarias y por supuesto a celebrar el Ramadán.

Hemos tenido que suprimir hasta crucifijos que había en algunas paredes del centro debido a su origen católico para que no se ofendan los jóvenes de esta religión.

Estoy hablando de adolescentes que son delincuentes y han cometido delitos. No de gente a la que habría que tener cierta delicadeza.

Se me revuelve el estómago cada vez que hay algún ataque terrorista porque algunos de estos hijos de puta lo celebran en su habitación (no es una celda precisamente si nos fijamos en sus comodidades).

¿Cómo hemos llegado a este extremo de estupidez? ¿Qué está ocurriendo en España y en Europa para que no veamos lo que ocurre en realidad? No lo tengo claro, pero lo que sé es que los políticos hacen todo lo posible para que esto vaya a peor y favorecen la entrada masiva de inmigrantes sin cualificación profesional ni ganas de trabajar.
¿Para qué trabajar? España les recibe con ayudas públicas para todo y pueden permitirse el lujo de tener hasta 6 y 7 hijos porque los pagamos entre todos con subvenciones estatales.

A mi mujer y a mi ya nos han denegado en más de una ocasión la ayuda a la guardería debido a que trabajamos ambos y a que hay muchas solicitudes por delante. Solo hay que saber buscar en internet para darse cuenta de quienes reciben esas ayudas. 

Os envío una muestra del listado de ayudas al alquiler de la Comunidad de Madrid que pone los pelos de punta. 

¿Tan bien nos va a los españoles que no recibimos ni un duro ni tenemos derecho a ningún respaldo estatal? ¿Dónde está esa crisis de la que hablan si les pagamos la barra libre a los que vienen de fuera con nuestros impuestos?

Si compramos el discurso de la igualdad y de la solidaridad, podemos aceptar que todos tienen derecho a una vivienda o a una beca o a la sanidad, pero es que algunos de esos que reciben ayuda nos están matando en nuestras propias ciudades!!!!

¡¡¡NOS ESTÁN MATANDO, SEÑORES!!!!


Copio aquí una lista de los últimos detenidos en España vinculados al Estado Islámico y las ayudas que recibían del Gobierno solo por estar aquí establecidos.

Ahora si eso vamos a poner una vela y gritamos a voz en grito Refugiados Welcome!!!


·         Saib Lachhab: yihadista de 41 años, fue detenido el pasado mes de febrero. Estaba cobrando 625 euros de la Renta de Garantía de Ingresos y 250 euros más como complemento de vivienda.
·         Samir Mahdjoub: argelino de 44 años, fue arrestado por la Guardia Civil el pasado mes de febrero. Estaba cobrando 650 euros al mes a través de las ayudas públicas y un complemento de 250 euros de ayuda al alquiler.
·         Redouan Bensbih: marroquí de 26 años, murió en Siria combatiendo en las filas del Estado Islámico mientras recibía una ayuda pública de 836 euros al mes. Siguió ingresando el subsidio en su cuenta bancaria después de haber muerto durante 5 meses más.
·         Ahmed Bourguerba: argelino detenido en julio de 2015. Estaba cobrando 625 euros en ayudas más 250 euros como complemento de alquiler.
·         Mehdi Kacem: marroquí de 24 años detenido por la Policía Nacional el pasado mes de enero. Al mes recibía en ayudas más de 800 euros mensuales.

·         Annas B: marroquí detenido por la Guardia Civil el año pasado. Se hizo pasar por refugiado para poder cobrar más de 600 euros al mes en concepto de ayudas sociales.






jueves, 17 de agosto de 2017

Mascotas: La importancia de una buena alimentación

La salud de nuestros perros, al igual que ocurre con los seres humanos, depende en gran medida del tipo de alimentación que tengan. Con una alimentación rica en nutrientes y moderada en grasas, conseguiremos mejorar la vida de nuestra mascota. 
Si ellos son miembros de nuestra familia, por qué no nos preocupamos en la misma medida de su alimentación que de la nuestra?


La creencia popular
La mayoría de la gente, en temas de alimentación recurre a piensos secos “del súper” si se basan en el aspecto del perro, la respuesta general es, ah se lo come muy bien y está muy gordo, la respuesta es sencilla, la mayoría de los piensos industriales a granel y de marcas blancas tienen muy alto contenido en pan o derivados de pan, se lo comen bien pero, y si nosotros comiéramos pan todo el día todos los días? Estaríamos ceporros pero y qué pasa con las vitaminas, las proteínas, los carbohidratos etc. que necesita nuestro organismo?
Lo mismo ocurre con ellos, se pueden alimentar toda la vida de eso? Sí, sin duda pero ante un problema de salud, su organismo está indefenso.


¿Sabéis lo que le estáis dando realmente?
Muchos a la hora de elegir el pienso se fijan en sus ingredientes o en sus propiedades pero no se sabe que hay detrás de esas etiquetas.
Por ejemplo, los cachorros necesitan más proteína, hay gente que lo sabe y cuando elige su pienso de cachorro y ve que tiene un 32% de proteína le está dando lo mejor, error!
Sabéis de donde se obtiene la mayoría de las proteínas de los piensos industriales? De las plumas, picos y patas del pollo u otras aves, le daríais de comer plumas, picos y patas a un miembro de vuestra familia? Puag!!!
Más puntos de las etiquetas, por ejemplo grasas de origen animal, de cual? No es lo mismo la grasa del pollo que la grasa de paloma o de cualquier otro resto de cualquier animal.
Lo mismo ocurre con subproductos vegetales etc, no es lo mismo que lleven aceite de oliva a que lleven aceites vegetales obtenidos de desechos de fabricación de alimentos.
En definitiva, les damos veneno, menos mal que los queremos!


La moda de los Grain Free (sin cereales) e hipoalergénicos
Debido al abaratamiento de los costes de producción en los piensos y el abuso de cereales y subproductos derivados del pollo, muchos perros han generado intolerancias o alergias, eso lo han aprovechado muchas marcas comerciales para aumentar sus ventas sin que sus productos cumplan realmente lo que prometen, volvemos al tema etiquetas, piensos sin cereal y de pescado que anuncian como hipoalergénicos no lo son ya que no llevarán cereal pero para abaratar y ya que el pollo es más barato que el salmón meten algo de salmón, quitan cereal pero meten derivados de pollo, todo está en las etiquetas.
De este modo, se permiten vender un pienso de gama baja a precio de un gama alta.


Ventajas de una buena alimentación
          Prevención de la formación de sarro
          Alarga la vida del animal
          Prevención patologías
          Aspecto saludable
          Brillo de pelo
          Menor caída de pelo


Y entonces  ¿Qué pienso elegir?
Dentro de los piensos de gama alta (los que comen nuestros perros que como recuerdo son parte de la familia) hay  muchos donde elegir. Internet está lleno de ellos, pero nosotros hemos apostado por uno en especial : Piensos Gosbi.


La elección de un pienso de gama alta siempre es acertada.
Al contrario de lo que estamos acostumbrados, en los piensos, no siempre lo más caro es lo mejor, han salido alternativas a los comerciales como Gosbi y otras que ofrecen una mayor calidad y en este caso por un precio razonable.
Si quieres a tu animal ¿por qué lo alimentas de desechos de no se sabe que procedencia?
Para nosotros como veterinarios es imprescindible que los perros estén bien alimentados, eso no nos resta trabajo, nos da trabajo de mayor calidad, siempre hay más opciones de salvar la vida de un animal correctamente alimentado y equilibrado.
Apuesta por los mejores piensos. Es mi consejo.

Para más información o compra de pienso...


viernes, 3 de marzo de 2017

¡SOMOS AHORRADORES! ¡NO SOMOS LADRONES!

El régimen de las Autonomías tiene estas cosas, en ocasiones la descentralización genera desigualdades entre regiones. Todo comenzó con el alumbramiento de la Constitución española al permitir desde su cuna esa fiscalidad especial para algunos territorios como País Vasco y Navarra que todos conocemos como el Cupo Vasco y que hereda de una especie de derecho adquirido desde el final de la III Guerra Carlista (1878). Era tiempo de cesiones, de que todas las sensibilidades políticas se sintieran a gusto y se cometieron torpezas como aquella de declarar en el artículo II que en España caben distintas nacionalidades. De esos polvos... estos Puigdemones.

¡Pero aún hay esperanzas! La sociedad española siempre nos sorprende y algo insólito está sucediendo estos días en España. Todos estamos acostumbrados a manifas y concentraciones de sindicatos, de funcionarios públicos, de lobbies o de asociaciones con un objetivo claro: mejorar sus condiciones laborales o su estatus quo pidiendo al Gobierno que dispare el gasto público para mantener su establishment (negociete en castellano).

Pero estos días, resulta que cientos de españoles han firmado pidiendo a sus respectivos gobiernos menores y por extensión al gobierno de España que de una vez por todas termine con el sablazo fiscal al que nos tienen tan acostumbrados.

En este caso, la espita ha saltado porque en ciertas regiones españolas, sus gobernantes no se conforman con meterle la mano en el bolsillo a los vivos, sino que tampoco dejan en paz a los muertos.

Hablo del impuesto de Sucesiones y Donaciones. Este tributo está totalmente disparado en Asturias, Andalucía, Extremadura, etc. y la gente que tiene algún ahorrillo en vida o piensa en dejarles a sus hijos una casa en herencia, a veces lo único que consigue para sus descendientes es endosarles una deuda inasumible con su Comunidad Autónoma.

En Andalucía, cada 24 horas 19 ciudadanos renuncian a su herencia porque no pueden pagar el impuesto que la Junta les impone por quedarse con lo que sus padres, tíos o abuelos ya han pagado en vida.

En algunas partes de España no solo basta con pagar impuestos al escriturar la casa, tampoco sirve con apoquinar durante toda una vida el IBI y la hipoteca, sino que al morir, tus descendientes vuelven a pagar por lo mismo. Algo totalmente inconstitucional.

Hace unas semanas, el testimonio de una anciana asturiana conmovió a la opinión pública: Clavelina García, de 82 años, heredó un piso que tenía su hermano, valorado en 300.000 euros, y cuando empezó los trámites le comunicaron que tenía que abonar 80.000 euros en impuestos.
La mujer no tenía ese parné para soltar, pero tampoco otra casa propia donde vivir. Todo un drama equivalente a ese otro de los desahucios, pero con las cuentas al día.

¿Moraleja? Usted puede vivir toda la vida sin trabajar que Papá Estado saldrá a rescatarle con alguna ayuda o subsidio. Puede dejar de pagar una hipoteca u ocupar una casa esgrimiendo que tiene derecho a una vivienda digna y nadie abrirá la boca. Es más, algunos le defenderán contra viento y marea.

Sin embargo, si prefiere ahorrar, intentar dejarle a sus hijos unos miles de euros, o una casa en propiedad, o siquiera un coche... Si usted prefiere evitar el mal camino y pagar sus impuestos e hipoteca, ser un buen ciudadano... ¡Ay, amigo! Sepa usted que el Estado llamará a la tapa de su ataúd para pedirle un último esfuerzo fiscal. Le meterá la mano en el bolsillo. Al fin y al cabo... los muertos no pueden quejarse.

Algunos gobernantes, como Susana Díaz, han tachado de paraísos fiscales aquellas regiones españolas que han bajado hasta el máximo permitido este tipo de impuestos y pretenden que para que sus conciudadanos no se empadronen a la vejez en regiones más benignas en materia impositiva como lo es Madrid o Canarias, es decir, para que no huyan despavoridos del sablazo andaluz, todo el resto de Comunidades armonice este impuesto al alza.

En Madrid, el impuesto de sucesiones está bonificado al 98% desde que Esperanza Aguirre lo redujese en 2005 y Cristina Cifuentes, con acierto, ha seguido estas políticas liberales de reducir impuestos, que es, aunque suene contradictorio, la mejor manera de recaudar más y mejor.

- "Si por un piso céntrico tienes que pagar 15.000 ó 20.000 euros de la Plusvalía y 40.000 de Sucesiones, vale más que se queden con el piso, que es lo que está pasando" - aseguraba uno de los manifestantes por las calles de Oviedo.



Recientemente, el Tribunal Constitucional también ha declarado ilegal el impuesto de plusvalías, lo que es una magnífica noticia para los contribuyentes, pero pésima para los malos gestores de lo público. Solo en Aranjuez, gracias a este impuesto, se recauda al año casi un millón de euros.

En un país en el que desde la salida de Aznar de la política (2004), las líneas económicas de los diferentes gobiernos han sido de naturaleza social-demócrata consistentes en subirnos los impuestos directos e indirectos hasta la náusea, es hora de que todos tomemos conciencia de que nuestro dinero es nuestro, no del Estado.

Preguntémonos si han mejorado tantísimo los servicios públicos recibidos desde hace 20 o 30 años como para pagar por ellos 10 veces más o nuestro dinero se ha derrochado en una administración mastodóntica, en una tela de araña funcionarial y clientelar sin precedentes conocidos. En 1975, cuando falleció Franco, teníamos un millón setecientos mil funcionarios, aproximadamente y ahora rozamos de nuevo los 3 millones de empleados públicos.

En un país cuyo nivel de deuda ha alcanzado el 110% del PIB (en Año Nuevo ya el Gobierno español debe más dinero del que recaudará en todo el año), es necesario de una vez por todas comenzar a recortar el gasto público, a dejar de pedir esfuerzos a la ciudadanía, al emprendedor, al jubilado, al empresario o al trabajador y comenzar a ajustar las cuentas públicas.


Es imprescindible tomar medidas traumáticas y dolorosas si queremos que el sistema del Bienestar sea sostenible y una de ellas no es reducir la jornada laboral a 35 horas a los funcionarios de la Junta, como ha hecho la señora Susana Díaz a la vez que sangra a los andaluces, sino contener el gasto público para que el sistema sea perdurable en el tiempo y podamos acabar nuestra vida como ahorradores, no como ladrones.




Javier Lindo Paredes